lunes, 21 de mayo de 2012

MVP: Me gustan las motos.


Cada fin  de  semana,  cada gran premio, cada circuito, tienen un montón de historias que contar. Historias grandes, pequeñas, microhistorias, pero todas hacen que para  el que esta en la grada o al otro lado de la tele, siga creciendo su pasión por las  motos.

Y en Francia, como siempre han pasado muchas cosas, España ha vuelto a copar el pleno de poles, la  mantequilla de  Lorenzo ha demostrado que a veces hace una sintonía perfecta con el agua y así ha podido dar un martillazo al campeonato. Luthi ha demostrado que a la  tercera va la  vencida y esta dispuesta a dar mucha guerra y Louis Rossi ha sido profeta en su tierra ganando por primera vez en su carrera deportiva, mientras  que el Rossi grande, hacía su enésimo podio, un año después, en el  mismo escenario, para delirio de los que siempre han esperado que el doctor vuelva a tomarle  el pulso a la Ducati y al mundial.

Esas son sólo algunas de las historias, que podrían ilustrar el fin  de semana, pero  para mí, el fin de semana  tiene una historia y una imagen. La imagen de Julián Simón entrando a pie con su moto en la línea de meta para conseguir unos puntos en la clasificación del mundial.

Una imagen, que por sí  sola habla de la pasión y el respeto que siente el de Villacañas por algo que es  más  que su trabajo, es su vida. Un gesto que dice, nunca me rindo, estoy acostumbrado a superar adversidades, lo he hecho otras  veces, lo voy a volver a hacer, cumpliré mi objetivo: cruzaré la línea de meta.  No lo vimos, pero seguro que debajo del casco: Simón sonreía,  siempre lo hace,  ante la  adversidad  sonrisa, por eso  tiene el cariño de todos los que  aman el mundo de las motos.

El cariño y el respeto, en el caso  de que alguien no se lo profesará ya por el hecho de ser un valiente que arriesga su vida por domar un montón de  emociones y válvulas cada semana., respeto incluso de los franceses que han entendido con el ejemplo manchego, que en España triunfamos en casi  todos los deportes, por qué nuestros deportistas tienen una pasión desmedida por lo que hace.

Y aunque no le vi sonreír, ni estaba dentro de su cabeza, bien podía estar pensando, razones por las que no dejar  tirada la moto y lamentarse  de su mala  suerte. Razones imaginarias, que podrían haberle  dado algunos de sus compañeros de paddock…

No puedes dejarlo, por todos los que tienen gas en las manos y están en sus casas empujándote desde la distancia (Sergio Gadea)

No lo dejes, aunque sea a pie cruza la meta,  yo no he podido hacerlo (Maverick Viñales y cada uno de los pilotos que se cayeron y no terminaron la  carrera ayer en Francia)

Sigue adelante, cualquier punto  se hace de oro, como premio al trabajo de todos estos días (Pol Espargaro)

Son sólo unos metros, después de una carrera muy dura, pero si has podido con el agua, demuestra que el motor humano es más fuerte que cuatro hierros ( A. Bautista)

Un paso más, poco a poco y esta meta será tanto premio, como el podio que llega después de unos días algo complicados, pero llega, así que da  otro paso y cruza (A.Moncayo)

Nadie espera que lo hagas, pero vas a hacerlo, sorprende al mundo, como yo lo he hecho, demuestra que además de talento, tienes la ilusión de un rookie, (A. Rins)

Demuestra que ir en moto te apasiona, te divierte, tanto que si tú moto no puede llevarte, la llevas tu a ella y algún día volverás al sitio donde  te corresponde. (V. Rossi)

Por gestos, que engrandecen este deporte, por los que no perdemos la sonrisa cuando hacemos un cero,  por las victorias  morales, que  saben casi igual que una victoria verdadera,  avanza Julián (M. Márquez)

Por la fuerza interior de cada uno, creer que puedes es hacerlo, por los más  de 300 que te siguen, por  ese  gen de campeón que hay en ti,  recibe el banderazo y habrás ganado  (J.Lorenzo)

Y por si todos estos  motivos imaginarios fueran pocos, seguro que el bueno de Simón estaba pensando en todo el trabajo que la gente de su equipo había hecho para hacer evolucionar esa moto, ese chasis, para hacerlo cada día estar más cerca  de los  pilotos de la zona noble, por todo ese trabajo, también encontró el manchego un motivo para olvidarse del dolor  de  la pierna y recibir el aplauso de la grada y la admiración del mundo.

Por pilotos, como tú, por la gente que ama lo  que  hace, a  mi me gustan las  motos.

9 comentarios:

  1. Lo reitero: ojalà llegue a saber expresarme tan bien como tú! Cuando yo ví a Julito, con ese coraje su moto y cruzar la meta con ella a pie, no me pude controlar la emoción y echarme a llorar.
    Fue una victoria de Luthi, pero para mí fue suya.
    una vez más te felicito olga, y quiero que sepas que en Granada tienes una amiga y admiradora. :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Miriam, de verdad que muchas gracias

    ResponderEliminar
  3. Felicidades Olga por tu articulo, lo de Julito es demasiado, que ganas le pone el tio, lo estaba viendo en un bar y estabamos todos empujando esa moto, jajajajajajajaja.
    Lo dicho, que espero que nos sigas deleitando con cosas como estas o mejores de quien tú ya sabes.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  4. Olga...como Villacañero, aficionado a las motos y componente de la Junta Directiva del Club Oficial de Julito Simón...no puedo hacer otra cosa que darte las GRACIAS por todas las palabras de cariño hacia nuestro piloto.

    Gracias en nombre de todos y decirte que Villacañas tiene las puertas abiertas

    Un saludo

    Miguel Lillo

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno el articulo Olga, FELICIDADES!!!!!!!!!! GRANDE SIMON!!!! 60

    ResponderEliminar
  6. Una vez más sin palabras me hallo...Seguramente a Julito le pesó la moto muchísimo,el camino hasta la meta se le hizo eterno pero todos los españoles,TODOS,le empujamos desde casa,porque Julito es Julito,no hay otro igual,un pilotazo que siempre tiene palabras de agradecimiento a sus fans,un chico carismático y un luchador nato.
    Da gusto leerte Olga...¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  7. seguro que Julito sintió el aliento y el ánimo de todos los aficionados de verdad al motociclismo.
    A mi la imagen me emocionó muchisimo, y gritaba dándole ánimos desde mi casa.Es el claro ejemplo de persona que pese haberlo pasado mal (mil y una lesiones) no se rinde, de verdad, gracias

    ResponderEliminar
  8. Grande Olga de nuevo. Todas esas declaraciones le aportan un dramatismo que lo redondea. Me encanta.

    charly

    ResponderEliminar
  9. Ver cruzar la línea de meta empujando la moto a un piloto nos recuerda una vez más la pasión que ponen cada uno de ellos en lograr su sueño.

    Buena manera de expresar en palabras lo que nos transmite la foto

    Claudia http://claudiadelbas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar